Saludos habitantes de los multiversos fantásticos, tenemos el gusto de traerles una entrada de trasfondo, vamos a hablar de la antigua y poderosa raza de los Necrons, esos robots sin alma que pululan en el oscuro milenio.

Trasfondo Necrons

Originalmente conocidos como “Necontyr”; los “Necrons” empezaron su existencia bajo el yugo de una estrella terrible, implacable, millones de años antes de que la Humanidad hiciese su aparición en Terra. Asolados constantemente por vientos solares y tormentas de radiación, los Necrontyr, seres de carne y hueso, se fueron convirtiendo en una raza débil y enferma, con un ciclo vital corto y precario. Sus Dinastías estaban fundadas sobre el principio de la aceptación de la muerte: los vivos eran únicamente considerados residentes temporales que recorrían durante un corto plazo los sepulcros y las tumbas de sus ancestros.

Habitantes de un planeta despiadado, los Necrontyr se lanzaron casi a ciegas hacia otros mundos. Equipando sus lentas y antiguas naves con criptas de estasis, empezaron a colonizar otros mundos. Poco a poco, las Dinastías Necrontyr se fueron expandiendo por el espacio, hasta que gran parte de la galaxia quedó sometida a su dominio.

Los siglos se fueron acumulando. El imperio Necrontyr se expandió por todo el universo. La raza conquistadora fue acumulando territorios y conflictos internos. La Triarca (Gobernantes supremos) decidió que la mejor manera de unificar a los suyos era buscar un enemigo Externo. No había raza capaz de enfrentar a los gobernantes del universo, salvo una, los Ancetrales.

Los Ancestrales se constituían en la primera forma de vida inteligente del universo, y poseían el secreto de la vida eterna, conocimiento que los Necrontyr deseaban por sobretodo. Anteriormente los Ancestrales se negaron a otorgar este secreto a los endebles Necrontyr, así la guerra fue fácil de justificar.

La guerra fue inclemente y de alto costo para los Necrontyr; aunque siglo a siglo mejoraban su tecnología, esta no tardaba en ser superada por la maestría casi mágica de los Ancestrales.

Poco a poco el imperio Necrontyr se fue reduciendo a sus territorios de origen. Todo estaba perdido, esta raza estaba condenada.

En el culmen de la desesperación, los Necrontyr descubrieron por accidente la existencia de seres casi divinos, con poderes infinitos, lejos de la más activa imaginación. Estos dioses se llamaban a sí mismos “C’tan” y el odio de los Necrontyr por los Ancestrales se trasformó en el catalizador que unió a estas 2 razas.

Ante el primero de la Triarca, el Rey Silente, se presentó el dios llamado “El  Embaucador”. Este tenía la clave de la victoria sobre los Ancestrales.

Luego de sellar un pacto entre Necrontyr y C’tan, se inició el proceso de biotransformación; mediante el cual; la totalidad de la raza Necrontyr, dejaría su cuerpo de carne y hueso y tomarían uno de metal para pasar a ser una nueva forma de vida conocida como “Necrons”. Lo que no sabían, es que este proceso, transforma a todos en esclavos sin mente ni voluntad, todos, salvo aquellos que tenían gran poder y voluntad.

Los ancestrales fueron derrotados gracias a esta transformación, la nueva forma de vida era implacable, nada pudo detener su avance. Sin embargo a pesar de esta victoria, La Triarca, guiada por el Rey Silente, vio la traición de los C’tan, todos eran esclavos. Así La Triarca decidio que los Necrons se cobrarían por esa vil traición. Pacientes como solo los Necrons pueden ser, esperaron la oportunidad en que sus dioses se descuidaran, e incrementaron su poder. Viles y ansiosos los C’tan no vieron lo que les esperaba y en uno momento, fueron destruidos por las terribles armas de sus esclavos, siendo separados en miles de fragmentos que serían juguetes de sus antiguos esclavos.

Se puede pensar que el tiempo del dominio universal al fin llegaba para los Necrons, sin embargo el costo pagado de tanta guerra y traición fue alto, así que La triaca decidió sumir a toda la raza en un sueño de éstasis, para recuperar energía y esperar el tiempo propicio. De esta manera los Necrons se sumieron en el olvido, permitiendo la expansión de nuevas razas.

En la actualidad parece que el momento ha llegado, y el universo está esperando a sus antiguos dueños. Los Necrons han despertado de miles de mundos tumba con la intención de recuperar su antiguo dominio.

Si les gusta esta antigua y poderosa raza sin emociones, pueden encontrar mucha variedad en la tienda, que el Rey Silente necesita de nuevas dinastías para recuperar el antiguo imperio.

 

 

 

Fuentes: http://es.warhammer40k.wikia.com, www.games-workshop.com
Author ALEF
Published
Categories Warhammer - 40000
Views 29
Carrito vacío